Dermatología clínica, estética y quirúrgica
Dr. Adrián Ogrodniczuk

Suscribirse  

05 SEP 14 | Mayor exposición a la radiación ultravioleta Tripulantes de aerolíneas son más propensos al melanoma La radiación ultravioleta del sol daña el ADN de las células de la piel.

Autor: DME Dermoestética Médica

Original Investigation | September 03, 2014 The Risk of Melanoma in Airline Pilots and Cabin Crew-- JAMA Dermatol. Published online September 03, 2014. doi:10.1001/jamadermatol.2014.1077 Martina Sanlorenzo, MD1,2; Mackenzie R. Wehner, MPhil1,3; Eleni Linos, MD, DrPH1; John Kornak, PhD4; Wolfgang Kainz, PhD5; Christian Posch, MD1,6; Igor Vujic, MD1,6; Katia Johnston, BS1; Deborah Gho, BS1; Gabriela Monico, BS1; James T. McGrath, EE1; Simona Osella-Abate, PhD2; Pietro Quaglino, MD2; James E. Cl


NUEVA YORK - Un estudio sugiere que los pilotos, las azafatas y los sobrecargos tendrían un mayor riesgo de desarrollar la forma más mortal del cáncer de piel.

Aunque los resultados no explican los motivos, los investigadores sugieren que podría deberse a una mayor exposición a la radiación ultravioleta (UV) -que daña el ADN de las células de la piel- a grandes altitudes.

"Esto es muy preocupante y hay que tomar conciencia y medidas preventivas", dijo la autora principal del estudio, la doctora Martina Sanlorenzo, de la Universidad de California en San Francisco.

La especialista cree que los pilotos y otros tripulantes deberían saber sobre el mayor riesgo, hacerse controles dermatológicos y protegerse de la radiación ultravioleta.

El cáncer de piel es la forma más común de cáncer en Estados Unidos, según publica el equipo de Sanlorenzo en un documento online del 3 de septiembre en JAMA Dermatology.

La Sociedad Estadounidense de Oncología estima que en el 2014 se le diagnosticará un cáncer cutáneo a 3,5 millones de estadounidenses. Unas 76.000 personas serán diagnosticadas con melanoma, que es el tipo de cáncer de piel más fatal.

Estudios anteriores han sugerido que los pilotos de aerolíneas y otros miembros de la tripulación son más propensos a sufrir de cáncer a la piel, pero el vínculo no era bien entendido, escribieron los especialistas.

Para realizar el nuevo análisis, los investigadores combinaron la información de 19 estudios publicados entre 1990 y el 2013 sobre un total de un cuarto de millón de personas.

Los especialistas utilizaron una medida conocida como tasa de incidencia estandarizada, que ayuda a medir si los casos de cáncer observados en ciertos grupos de personas superan o no la cantidad esperada en la población general.

Según el Instituto Nacional del Cáncer, el estadounidense promedio tiene una probabilidad cercana a un 2 por ciento de desarrollar melanoma durante su vida.

El equipo halló en los participantes de los 19 estudios que el melanoma era dos veces más común entre los pilotos y tripulantes de aviones que entre la población general.

Los autores aclaran que no pueden explicar por qué las tripulaciones son más propensas a desarrollar melanoma. Podría deberse a una mayor exposición a la radiación solar en la medida en que aumenta la altitud y la atmósfera protectora de la atmósfera se vuelve más tenue.

Sin embargo, podría haber otros factores desconocidos entre tripulaciones de aviones, además de la exposición a los rayos ultravioleta, que afectan su riesgo a contraer melanoma, según el equipo que redactó el estudio.

Los investigadores no contaron con datos de los pasajeros de aviones, pero Sanlorenzo señala que "los viajeros frecuentes que vuelan tan seguido como los tripulantes de cabina deberían hacerse controles dermatológicos regulares y protegerse de la radiación ultravioleta".

La especialista sugirió que la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos debería realizar más evaluaciones del nivel de radiación ultravioleta al que están expuestos los pilotos y tripulantes de cabina de los vuelos comerciales, comparado, por ejemplo, con aviones con ventanas especiales que bloquean la radiación.

"Se podría realizar un estudio prospectivo sobre la incidencia del melanoma entre pilotos y tripulantes de cabina de aviones con ventanillas que bloquean completamente los rayos ultravioleta y la radiación ultravioleta", agregó.

La radiación ultravioleta del sol daña el ADN de las células de la piel y son parcialmente responsables por el envejecimiento cutáneo y la cáncer a la piel.